FANDOM


Cuando Llueve/Transcripción Castellana
Temporada 2, Episodio 19
When It Rains
Código de producción: "???"
Fecha de estreno: 1 de octubre del 2015 (E.U.A)
18 de enero del 2016 (L.A)
19 de diciembre del 2015 (España)
Créditos
Director: Byung Ki Lee (animación)
Jasmin Lai (arte)
Ian Jones-Quartey (co-Productor Ejecutivo)
Joe Johnston
Escrito por: Katie Mitroff
Lamar Abrams
Storyboard por: Katie Mitroff
Lamar Abrams
Transcripciones
Anterior
"Tira y Afloja/Transcripción Castellana"
Siguiente
"Vuelta al Granero/Transcripción Castellana"

Este artículo es una transcripción castellana del episodio "Cuando Llueve", el decimonoveno episodio de la segunda temporada, siendo el septuagésimo primero de la serie en general.

Sinopsis

Steven ayuda a una amiga a superar su miedo a las tormentas.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(El episodio comienza en la casa del Templo. Las Gemas están intentando convencer a Peridoto para que salga del baño)

Granate: (Golpeando la puerta) Abre la puerta, Peridoto. ¡Si corremos algún peligro por esa mutación, debes decir lo que es para poder detenerla!

Peridoto: ¡No! ¡Os odio! ¡No pienso deciros nada de la mutación!

Amatista: Venga, tía. ¿Es como un gran... pegote de cereales?

Peridoto: ¿Qué son cereales?

Perla: Seguro que no son cereales. (Se acerca a la puerta para hablarle a Peridoto) Peridoto, creo que podemos llegar a algún tipo de acuerdo. ¿Qué te parecería un intercambio?

Peridoto: De acuerdo. ¿Vais a devolverme mis extra-extremidades, mi pantalla y mi diario con toda la información que había en él? ¡A que no! Lo destruisteis todo. ¡Así que dudo mucho que podamos llegar a un acuerdo!

(Las Gemas gruñen. Steven, que está dentro del baño, termina de secarse las manos y se acerca a la puerta)

Steven: Vale, Peridoto, ya puedes darte la vuelta.

(Peridoto se da la vuelta y lo mira con cara seria. Abre un poco la puerta, Steven se desliza hacia afuera y la cierra)

Steven: (Tose) Perdón por interrumpir el interrogatorio.

Granate: No te preocupes, Steven.

Perla: ¡Ya veréis! ¡Seguro que Peridoto va a cantar de un momento a otro!

Peridoto: A vosotras no pienso cantaros nada de nada. ¡Sois unas pardillas de cristal! (Ríe)

Perla: ¡Yo te voy a dar pardilla, pedazo de...! (Va a golpear la puerta, pero Granate le sujeta el brazo)

Granate: Espera, Perla. Si no quiere ayudarnos, investigaremos por nuestra cuenta.

(Se dirige al teletransportador con las demás)

Steven: Voy con vosotras.

Granate: Lo siento, pero tienes que quedarte aquí para no perder de vista a nuestra «invitada».

Steven: ¿En serio?

Amatista: Sí, para que no se le ocurra hacer nada chungo.

Perla: Tranquilo, es inofensiva sin sus extra-extremidades.

Peridoto: (Desde el baño) ¡No soy inofensiva!

Perla: ¡Oh, cállate!

Granate: ¡Oh, Steven! ¡Tengo que decirte algo más!

Steven: (Preocupado) ¿El qué?

Granate: (Haciendo un corazón con sus manos) Te quiero. Adiós.

Amatista: ¡Hasta luego!

(Se teletransportan. Steven sonroja y hace un gesto de que le ha gustado el cumplido. Después se le ve cocinando una sopa. Fuera empiezan a formarse nubes.)

Steven: Ya se han ido, ya puedes salir.

Peridoto: ¡No! Aquí estoy muy bien.

Steven: Vale...

(Empieza a llover, y Steven sonríe)

Steven: Guau, está cayendo una buena.

(Suena un trueno y Peridoto sale corriendo del baño, abriendo la puerta de una patada)

Peridoto: ¡Ya ha empezado!

Steven: ¿El qué?

Peridoto: ¡La mutación! (Se pone al lado de Steven)

Steven: ¿En serio?

Peridoto: (Señalando hacia fuera con el pulgar) ¿Qué otra cosa podría hacer ese ruido? (Cae otro rayo y Peridoto se esconde detrás de Steven) Está golpeando la Tierra desde dentro. ¡Se acabó! ¡Es el fin del mundo!

(Steven la mira extrañado un rato)

Steven: No, sólo son truenos.

Peridoto: ¿Qué?

Steven: Sí, no pasa nada. Son truenos, suele pasar cuando llueve.

Peridoto: ¿Qué? (Mira hacia afuera con recelo)

Steven: ¿No sabes lo que es la lluvia?

Peridoto: No sé nada sin mi pantalla.

Steven: Vale, mira. Imagina que esta sopa es el océano. Cuando el Sol lo calienta, el agua se evapora y se convierte en nubes, como este vapor. (Abre la tapa de la olla para que salga vapor y luego la cierra) Y cuando las nubes están muy cargadas, llueve.

Peridoto: O sea, ¿que cae líquido hirviendo del cielo?

Steven: No, no. Es sólo agua. No hace daño. Ven, voy a demostrártelo. Mira.

(Camina hacia afuera y abre la puerta. Entonces sale corriendo a chapotear)

Steven: ¡Yuju!

Peridoto: ¡Steven, espera! (Mira la lluvia con miedo) ¡Oh, no!

Steven: ¡Venga! (Ríe) ¿Ves? ¡Estoy bien! ¡Es sólo agua! Es algo de lo más normal en la Tierra ¿Verdad que mola?

(Sigue chapoteando en el barro mientras se ríe)

Steven: ¡Sí! ¡Yuju!

(Peridoto saca la mano y una gota de lluvia cae sobre su dedo índice. Se lo limpia y vuelve a sacar la mano, pero esta vez se le moja entera. Al comprobar que no pasa nada, da un paso al frente y se pone bajo la lluvia)

Steven: ¡Bien, lo has hecho! ¿Qué te parece? ¿A que mola un montón?

(Peridoto lo mira atónita un rato)

Peridoto: Mola...

(La escena pasa al momento en el que vuelve a entrar en casa y Steven se está secando la ropa. Peridoto da vueltas delante de él, pensativa)

Steven: Ha estado guay, ¿eh?

Peridoto: Ha sido interesante. (Empieza a murmurar, nerviosa) Steven...

Steven: (Hace un ruido en vez de decir «qué»)

Peridoto: Te voy a decir algo. (Se queda un rato en silencio) Gracias.

Steven: Oh... ¿Por qué?

Peridoto: Pues por explicarme lo de la «lluvia» (Hace el gesto de las comillas inglesas) y todo eso.

Steven: Oh, de nada. (Ríe)

Peridoto: Eres una criatura más inteligente de lo que pensaba al principio.

Steven: Vaya, eso es genial.

Peridoto: Sí... Mucho más útil que esas pardillas. ¡Steven, ya lo he decidido!

Steven: ¿Qué has decidido?

Peridoto: Voy a compartir cierta información contigo.

Steven: Ya sé que has usado mi cepillo de dientes.

Peridoto: No es eso... (Mira hacia otro lado) Bueno, sí. Pero hablo de la Mutación.

Steven: (Suspira) ¡Has cantado!

Peridoto: ¡No he cantado!

Steven: ¡Espera, cuéntaselo a las Gemas! ¡Tienen que saberlo!

Peridoto: ¡No! ¡No quiero hablar con ellas! ¡Sólo te necesito a ti! Podría enseñártelo, pero necesito mis cosas: mis extremidades, mi pantalla, mi diario... (Se le ponen los ojos llorosos) ¡No las tengo! Pero aún quedan las entradas de mi diario hasta la fecha 6 5 2. Están grabadas en el nivel 5 de la Guardería.

Steven: ¿Quieres que te lleve a la Guardería? No sé...

Peridoto: Steven ¿No quieres saber lo que es la Mutación?

Steven: Hum... vale. Podemos ir a la Guardería.

Peridoto: ¡Oh, sí! (Da un salto hacia atrás y hace una pose victoriosa)

Steven: Pero...

Peridoto: ¡No! ¡Hay truco! Bueno ¿Qué es lo que quieres?

Steven: Vamos a tener que ir cogidos de la mano todo el rato. (La mira mientras se ríe y sale una estrellita de su ojo derecho)

(Se teletransportan a la Guardería)

Steven: Hala, ya estamos.

Peridoto: Vale, genial. ¡Andando!

(Lo coge de la mano e intenta caminar, pero hay mucha altura y los dos caen al suelo boca abajo. Steven le vuelve a agarrar a Peridoto de la mano. Después se le ve caminando por la Guardería)

Steven: Cada vez que vengo a este sitio está peor.

Peridoto: Lo sé, está muy mal cuidado. Seguro que estaba en mejor estado debió emerger.

Steven: ¿Emerger?

Peridoto: Sí. Tú eras una especie de cuarzo, ¿no? Debiste nacer aquí.

Steven: Yo nací de mi padre y mi madre.

Peridoto: ¿Eso son tipos de roca o nombres de planetas ?

Steven: (Ríe) No. Mi padre es de la Tierra y mi madre es una gema.

Peridoto: ¿Eres una especie de híbrido? ¿Y eso cómo es posible?

Steven: La respuesta a eso es una historia que he titulado «La Balada de Rosa y Greg».

Peridoto: No me interesa. Venga, vamos a la sala de control.

Steven: ¿Crees que esto es seguro? La última vez que estuve aquí había una fusión de gemas mutantes.

(Llegan al agujero que lleva al panel de control de la Guardería)

Peridoto: Sí, yo comprobaba su progreso.

Steven: ¿Y qué son esas cosas?

(Se deslizan por el agujero)

Peridoto: Cuando quedó claro que la Tierra no era una colonia viable, el Planeta Natal decidió utilizarla para otro fin, como campo de experimentos, como arma geológica.

(Llegan abajo)

Steven: Oh... ¿Tú les ayudaste?

Peridoto: Negativo. no tuve la suerte de formar parte. Pero sí que me leí unos cuantos cientos de informes. (Ríe)

(Se suben a la plataforma)

Steven: Aquí es donde tienes que ponerte, ¿no?

Peridoto: Sí, voy a tener que quitar este panel y hacer algunos retoques para restaurar la energía de la sala, así que... ¿Me puedes devolver ya la mano?

Steven: Vale, pero no te alejes mucho. (Se la suelta)

(Peridoto intenta sacar el panel con todas sus fuerzas pero no lo consigue)

Peridoto: No puedo enseñarte nada... Venga, vámonos.

Steven: ¿Puedo probar yo?

Peridoto: Adelante, prueba cuanto quieras.

(Steven consigue sacar el panel sin el más mínimo esfuerzo)

Peritoto: ¡Guau!

Steven: ¡Toma ya!

Peridoto: De acuerdo. (Se acerca a los cables para hacer los retoques) Con éste por aquí... (Las luces se encienden) Hum... No es lo ideal, pero nos servirá. (Se acerca al panel de control, pero es demasiado baja para trabajar con él) Oh, venga...

Steven: ¿Qué pasa?

Peridoto: No puedo llegar al... (Steven se la sube a la espalda)

Steven: No pasa nada por pedir ayuda, ¿sabes?

Peridoto: Ya lo tenía. (Le da a un botón y lo baja. Después coloca su mano en el centro y salen cientos de imágenes en el techo y las paredes) Estos son los primeros intentos de fusión artificial.

Steven: Cuántos fragmentos de gemas...

(Empieza a mostrarle imágenes que muestran lo que describe)

Peridoto: Las cultivábamos justo en este lugar, pero éstas eran sólo los prototipos del proyecto final, la única y gigantesca fusión artificial, compuesta por millones de fragmentos de gemas: la Mutación.

Steven: Peridoto ¿Eso quiere decir que hay una gema mutante del tamaño de la Tierra justo debajo de nosotros?

Peridoto: No. Cuando se forme, su tamaño será mucho mayor que el de la Tierra. Ahora está en estado latente incubando en el núcleo de la Tierra. Cuando emerja y adquiera forma física, destruirá el planeta. Los prototipos están emergiendo. La Mutación será lo siguiente. Si no podemos huir del planeta, hay que detener a la Mutación. Parecía imposible, pero ahora tenemos una oportunidad.

Steven: ¿Y cuál es?

(Peridoto le agarra de los hombros a Steven)

Peridoto: ¡Tú, Steven!

(Lo suelta y ambos salen de la sala de control)

Peridoto: Ahora que lo sabes todo, podemos empezar a trabajar.

Steven: Ah... ¿Y cómo voy a ayudar yo?

Peridoto: Bueno, tienes toda la información necesaria sobre la Tierra y su extraño comportamiento. Junto a mi extenso conocimiento sobre la Mutación, puede que sea suficiente para detenerla.

(Empieza a caminar de vuelta al teletransportador y Steven la sigue)

Steven: ¡No, Peridoto! ¡No lo entiendes! Que sepa cómo se forman las nubes no quiere decir que pueda con un monstruo gigante que hay en el centro de la Tierra. Además, si sé algo de las nubes y la lluvia es porque me lo contó mi padre.

Peridoto: ¿De qué me estás hablando?

(Se detienen)

Steven: De peque las tormentas me daban miedo, igual que a ti. Entonces mi padre me explicó cómo funciona la lluvia y todo eso y ya no le volví a tener miedo.

Peridoto: Bueno, pero sabrás otras cosas sobre el funcionamiento de la Tierra.

Steven: Sí, pero no nos va a servir de nada. Si queremos parar a la Mutación, necesitamos ayuda de las Gemas de Cristal.

Peridoto: ¡Ya te he dicho que no las necesitamos! Vamos a teletransportarnos al baño o como se llame y encargarnos de esto. Y si la cosa se pone fea, podremos pedirle ayuda a ese tal «padre», ¿vale?

(Se oye un rugido y Peridoto se agarra a Steven, aterrorizada)

Peridoto: ¿Qué ha sido eso?

(Cuatro gemas mutantes se acercan a ellos desde el teletransportador)

Steven: ¡Oh, no! ¡Gemas mutantes!

(Una de ellas salta desde arriba y Steven activa su brubuja para protegerse)

Steven: ¡No! ¡Para!

Peridoto: ¡Ah! ¡Haz algo!

Steven: ¡Ya estoy haciendo algo!

Peridoto: ¡Pero que sea algo útil!

Steven: Hum... ¡Correr!

(Empieza a hacer rodar la burbuja justo antes de que la gema mutante les golpee. Cuando van a entrar por un desfiladero, una gema se interpone en su camino)

Steven: ¡Por el otro lado!

(Otra gema se les planta delante)

Peridoto: ¡Por aquí! ¡Por aquí!

Steven: ¡Vamos hacia esa esquina!

(Van a la esquina y se dan cuenta del error garrafal que han cometido)

Steven: ¡Oh, no!

Peridoto: ¡Estamos acorralados!

(La gema mutante más grande les ataca y Steven la frena empujándola con la burbuja) Peridoto: ¡Ah! ¿No puedes destruirlo?

Steven: ¡No, no puedo! ¡Yo solo no puedo hacer más!

(La gema hace cada vez más presión)

Peridoto: Se acabó, es el fin...

(La gema saca un ojo del centro y mira fijamente a Steven. De repente se oye la voz de Granate)

Granate: ¡Aguanta, Steven!

Steven: ¡Son las Gemas!

(Aparece Perla y evapora una gema atravesándola con su lanza. Después evapora a otras dos disparándoles con ella. Más tarde aparece Amatista, quien destruye tres más con su ataque rodante. Después, Granate evapora la que estaba atacando a Steven y Peridoto con una descarga eléctrica de sus guanteletes)

Steven: Peridoto, no vamos a poder parar a esta cosa nosotros solos, necesitamos ayuda de las Gemas.

(Peridoto suda, preocupada por lo que le vayan a hacer)

Perla: ¡Steven! ¿Estás bien?

(Steven deshace su burbuja y Peridoto se acerca a ellas)

Peridoto: Apártate, Steven.

Amatista: ¡Peridoto!

Perla: ¿Qué estáis haciendo vosotros dos aquí?

Granate: Steven, te dije que no la perdieras de vista.

Steven: Lo sé, pero...

Peridoto: ¡Hizo lo que dijiste!

(Peridoto mira a Steven con complicidad, y a la vez nerviosa) Peridoto: Muy bien. Escuchadme, pardillas. Gemas de Cristal, he cambiado de idea. Tengo algo que contaros sobre la Mutación...

-Fin del episodio-

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar