FANDOM


La Prueba/Transcripción Castellana
Temporada 1, Episodio 38
The Test Card Tittle
Código de producción: "1026-038"
Fecha de estreno: 22 de enero del 2015 (E.U.A)
30 de marzo del 2015 (L.A)
23 de mayo del 2015 (España)
Créditos
Director: Hye Sung Park (animación)
Elle Michalka (arte)
Ian Jones-Quartey (supervisor)
Escrito por: Hilary Florido
Katie Mitroff
Storyboard por: Hilary Florido
Katie Mitroff
Transcripciones
Anterior
"Solos Juntos/Transcripción Castellana"
Siguiente
"Visión Futura/Transcripción Castellana"

Este artículo es una transcripción castellana del episodio "La Prueba". Es el trigésimo octavo episodio de la primera temporada de Steven Universe.

Sinopsis

Steven averigua que la misión en la Aguja del Mar era una prueba y exige someterse a una nueva prueba.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(El episodio comienza dentro de la casa del templo. Fuera está lloviendo, y nada más empezar se ve un cubo colocado debajo de una gotera. Después se enfoca a las Gemas de Cristal, quienes están jugando a un juego de mesa. León está tumbado detrás de Perla)

Steven: ¡Uh, se te chamusca el frigo, Perla! Adiós a tus palitos de pescado.

Perla: ¿Qué? Los necesitaba para el combo comida de solterón. Ahora ya no puedo hacer la cena. (Saca las instrucciones del juego) Estas reglas no tienen sentido.

Steven: A «Desastre en la Cocina» se juega por diversión, ¡pero con hambre de ganar!

Amatista: (Ríe) Vaya palo, Perla. (Saca una carta del centro y la lee) «La esponja de tu fregadero está llena de moho». Pero me la puedo comer, ¿no?

Steven: No, no. Eso es que pierdes dos turnos.

Amatista: ¡Cachis en la mar!

Perla: Espera, ¿tienes la carta «cachos de la mar»? (Sigue leyendo las instrucciones)

Steven: Granate, te toca.

Granate: (Coge una carta y la lee) «Soy la dueña del abrelatas dorado». Sí...

Steven: Ahora puedes mirar en tus sopas para el bonus alfabético.

Perla: ¿Quién creó este juego?

Steven: (Sacando músculo) ¡Me toca! (Coge una carta del centro y la lee) ¡Tengo que tirar los dados para escapar del huevomoto! (Enciende una especie de batidora en el centro del tablero que mueve los dados) Vamos, papi necesita una sartén nueva... (De ella salen dos dados. En ambos sale la imagen de un huevo frito) ¡Toma, huevo doble! ¡Lo conseguí! (Mueve su ficha hasta el final) ¡Yo gano! ¡Sí! ¡El desastre en la cocina ya está limpio!

(León frunce el ceño porque Steven habla tan alto que no le deja dormir)

Amatista: Hum... no lo pillo, pero bien hecho. (Se pone a aplaudir)

Perla: (Aplaude también) Sí, buen trabajo, era muy... muy complicado.

Granate: Bien jugado. (Le frota el pelo)

Steven: (Se sonroja y se frota la nariz) Bueno, ¿a qué os apetece jugar ahora?

Perla: ¿Tienes más?

Steven: (Se acerca al armario de las escaleras y lo abre) Oh, claro. Tengo el «Minipoly», «Josete y la conquista de Viejolandia»... Ah, ese no, lo siento. «No despiertes a tu padre» y «Operación no invasiva», pero creo que le faltan varios órganos. También tengo las damas, si os da igual jugar por turnos.

(La estatua de la Aguja del Mar se cae del armario)

Steven: La estatua de la Aguja del Mar...

Amatista: (Ríe) Así que la habías dejado ahí.

Steven: No me acordaba de que la tenía... (Se agacha, la coge, la mira durante unos instantes y suspira) Lo siento mucho, olvidé llevarla a la misión del otro día.

Perla: Oh, Steven...

Steven: Si me la hubiera llevado, igual la Aguja del Mar aún estaría ahí, pero ya nunca más estará por mi culpa...

Amatista: Bueno, sí, pero... ¡No te preocupes, colegui!

Granate: Lo hiciste lo mejor que pudiste, es lo que cuenta. (Le señala y sonríe)

Steven: Pero la Aguja del Mar era un sitio importante y especial... para la gema[1].

Perla: (Se le acerca) Oh, Steven, no, no, no. (Se acuclilla delante de él) Si la Aguja fuera algo esencial, no la habríamos usado para tu prueba. No pasa nada, de verdad.

Steven: ¿Prueba? ¿Qué quieres decir con «prueba»?

(Las Gemas de Cristal se miran con preocupación al ver que Perla ha metido la pata y Perla asustada)

Perla: Hum... Bueno... Realmente no fue una prueba en sí, no es lo que entendemos por prueba. Sólo queríamos saber si estás listo para hacer misiones.

Steven: (Enfadado) A eso se le llama «prueba».

Perla: (Intentando disimular) Hum...

Granate: Steven, no fue algo que planeáramos a tus espaldas. Simplemente surgió y...

Steven: (Decepcionado consigo mismo) Y no la pasé.

(Las Gemas lo miran en silencio)

Steven: No pasé la prueba...

Amatista: Ni hablar, ¡superaste por lo menos la mitad!

Perla: Y conseguiste una balsa, así no tuvimos que volver nadando. ¡Eso es casi un notable! (Se sonroja y junta las manos) ¡No suspendiste! Además, la Aguja estaba muchísimo peor de lo que pensábamos. Se suponía que sería fácil...

Steven: ¡¿He fallado en la prueba fácil?!

Amatista: (Mirando a Perla con enfado) Te has lucido.

(Granate se levanta del sofá)

Perla: No me he explicado, yo...

Steven: (La interrumpe) No, quiero otra prueba. ¡Una chunga!

(Las Gemas se miran entre ellas unos segundos)

Perla: Pero Steven, ya has avanzado mucho.

Steven: (Emocionado) ¡Déjame demostrarlo! (Sube los brazos) ¡Prueba! ¡Prueba!

(Las Gemas se miran entre ellas otra vez)

Granate: Hum...

(Perla y Amatista miran a Granate)

(La escena cambia a la puerta que está delante de la puerta que conduce a las habitaciones. Steven y las Gemas están de pie delante de ella)

Perla: Muy bien, Steven. He ajustado las propiedades metafísicas del templo para crear una mazmorra apropiada para ti. (Empieza a proyectar holográficamente lo que describe) Ahora encontrarás tres cuartos, cada uno diseñado por una de nosotras, que simula los desafíos de una misión. Si la superas, abrirás la puerta final. Allí te estaremos esperando.

Steven: ¡Chachi! ¡Esto pinta bien!

Granate: (Sujeta del hombro a Steven) Steven, no va a ser fácil. Ve con cuidado.

Steven: Vale, esta vez no os decepcionaré.

Perla: ¡Ese es el espíritu!

Amatista: ¡Sí, dale caña, Steven!

Steven: Estoy listo.

(Granate, Amatista y Perla activan sus gemas a la vez y la puerta se abre, dentro de la cual se ve un pasadizo totalmente oscura y Steven entra corriendo)

Amatista: ¡Suerte, la vas a necesitar!

(Cuando Amatista termina de hablar, la puerta se cierra completamente, dejando a Steven a oscuras. Acto seguido, un puñado de antorchas se iluminan, mostrando una sala compuesta por una larga rampa que conduce hasta la siguiente puerta)

Steven: (Con eco) Primer cuarto. Me pregunto si será el de Amatista... (Un ruido le hace mirar hacia atrás y, al hacerlo, ve un busto gigantesco con forma de Amatista con la boca abierta en lo alto de la sala) Sí, no hay duda.

(Camina hacia delante durante unos instantes mientras mira a su alrededor y, más tarde, una roca enorme sale de la boca del busto y empieza a rodar hacia Steven, quien echa a correr en cuanto la ve. Tras correr durante un rato, Steven advierte la puerta al final de la sala. Entre ella y la plataforma en la que está Steven hay un abismo sin fondo, con una especie de cuerda en medio)

Steven: ¡La puerta!

(Steven salta, se agarra a la cuerda y llega al otro lado y, por consiguiente, la roca cae por el abismo. Entonces la puerta empieza a volverse amarilla y Steven se asusta, pero después se convierte en globos con forma de estrella y una musiquita alegre suena de fondo)

Steven: (Ríe) ¡Olé! (Avanza hasta la siguiente cámara)

(Aparecen unas verjas bloquean el paso a la sala anterior causando un estruendo detrás de él, y Steven camina hacia delante. Esta vez, entra en una sala cuyo suelo está compuesto por baldosas. Se puede visualizar la puerta de salida en lo alto de la pared contraria a la que está)

Steven: ¿Cómo llego ahí arriba?

(Cuatro de las baldosas se iluminan una detrás de otra. Cada una reproduce una nota musical y juntas producen una especie de melodía. Steven las mira extrañado y, más tarde, vuelven a iluminarse en el mismo orden)

Steven: ¡Oh, un puzle musical! Será el cuarto de Perla, sólo ella me haría pensar. (Mira las baldosas intentando recordar el orden en el que se iluminaron) Bueno, vamos a ver...

(Steven pisa las baldosas en el mismo orden en el que las había visto al principio, haciendo que se iluminen y reproduzcan el mismo sonido, pero no ocurre nada)

Steven: ¿No pasa nada?

(Suena un sonido que anuncia que ha resuelto el puzle con éxito y aparecen unas escaleras que le permiten llegar hasta la puerta)

Steven: (Ríe) ¡Chupado!

(Cuando empieza a subir las escaleras, aparecen en su camino unas hachas que ondulan como péndulos, pero Steven consigue superarlas corriendo. Después llega a la puerta, pone las manos sobre ella y se convierte en globos con forma de estrella al igual que la anterior y vuelve a sonar la misma musiquita)

Steven: (Emocionado) Uf, ha estado cerca... (Respira aceleradamente) Pero muy, muy cerca...

(Steven entra en la siguiente cámara. Al pisar el suelo sale humo de sus sandalias, y detrás de él aparecen unas verjas que bloquean el paso a la sala anterior haciendo mucho ruido al chocar contra el suelo)

Steven: Genial, a ver qué hay aquí...

(Steven mira al frente y ve una sala compuesta por un foso de lava y una plataforma en forma de cruz sobre él. Entre donde está Steven y la puerta hay varios lanzallamas que escupen fuego desde el suelo)

Steven: Parece que Granate (La cámara se acerca a la cara de Steven) ha puesto la calefacción. (Ríe) Buen chiste, Steven.

(Intenta avanzar hacia delante pero un lanzallamas le corta el paso. Cuando se detiene, pasa por encima pero un segundo lanzallamas le vuelve a cortar el paso. Entonces espera a que se detenga y lo supera dando un salto. Después atraviesa un tercero, el cual se ilumina pero no llega a escupir llamas. Tras hacerlo, ve que ninguno más está activado y empieza a caminar tranquilamente hasta el final pero, de repente, unos pinchos caen del cielo a toda velocidad hacia él. Steven se agacha y grita, pero los pinchos se detienen justo antes de aplastarlo y vuelven a su posición original. Steven se aparta extrañado y, esta vez, los pinchos sí que llegan a golpear el suelo con fuerza. Aún más extrañado, Steven pone el brazo entre el suelo y los pinchos y estos se vuelven a detener)

Steven: (Extrañado) ¿Qué?

(Inconscientemente, Steven da unos pasos hacia atrás y se pone justo encima de un lanzallamas, el cual se activa. No obstante, las llamas desaparecen justo donde está Steven, el cual extiende el brazo a un lado para comprobarlo)

Steven: Oh, no... (Se aparta) No puede ser verdad... (Mira durante un rato la puerta final y la puerta que le lleva de vuelta a la cámara de Perla, la cual está abierta, y después mira al suelo, confuso)

(Más tarde, se le ve en la parte de la cámara de Perla en la que hay hachas ondulando. Una de ellas lo atraviesa completamente dos veces sin hacerle el más mínimo rasguño)

Steven: ¡¿Qué!?

(El hacha lo vuelve a atravesar)

(Después, se ve a Steven tocando las baldosas con la mano en el orden incorrecto a posta. Repite la acción dos veces con diferentes combinaciones erróneas y, sorprendentemente, las escaleras se activan con ambas)

Steven: (Se levanta) ¿Da igual cuál toque?

(Más tarde, Steven vuelve a la habitación de Amatista. Entonces intenta pasar por encima del abismo y ve que puede caminar perfectamente por encima de él)

Steven: (Indignado) ¿También esto?

(Del busto de Amatista sale otra roca enorme. Steven la ve, pero permanece inmóvil. Justo antes de arrollarle, la roca se detiene en seco)

Steven: ¡Está todo trucado!

(Enfadado, arrastra la roca de vuelta hasta el agujero mientras grita y cierra los ojos. Al entrar, los abre y ve que está encima de las tres cámaras, que juntas tienen forma de prisma rectangular. Entonces empieza a pasearse por encima de ellas mientras observa las trampas falsas)

Steven: No... No me lo puedo creer... (Se pone la mano sobre la frente) ¡Ah! «No va a ser fácil», «suerte, la vas a necesitar». ¿Cómo queréis que mejore si seguís...? (Ve a las Gemas al final de las cámaras, sobre una plataforma, las cuales no se han percatado de su presencia)

Amatista: (Interrumpiéndolo) ¿Por qué tarda tanto?

Perla: No creo que la mía fuera difícil.

(Steven se asoma por el borde de la última cámara)

Perla: (Mirando a Granate) ¿Crees que se habrá hecho daño?

Granate: No puede ser. Era imposible que fallara.

Amatista: Bah, ¿y para qué sirve?

Perla: Sirve porque ha avanzado bastante. Puede crear las burbujas de Rosa y ha hecho el escudo de Rosa dos veces, pero perdió sus poderes de curación. ¡Tenemos que conseguir que no falle! No podemos dejar que pierda la confianza otra vez.

(Ambas se quedan en silencio durante unos segundos)

Amatista: Se nos da muy mal...

Perla: ¡¿Qué?!

Amatista: Sí, no puedes controlarle, y no debería aceptar mis consejos, y no tenemos Rosas que nos digan qué hacer.

Perla: ¡Pero nos necesita para aprender a ser una gema!

Granate: Steven no es una simple gema. Nunca ha habido nada ni nadie como Steven. (Se ajusta la visera) No sabemos lo que necesita.

(Su conversación termina y se quedan en silencio)

(Steven va de vuelta a las cámaras. Enfadado, camina sin detenerse a través de todas las trampas hasta llegar a la última cámara, donde abre la puerta tras la cual las Gemas le están esperando. En cuanto lo hace, se encienden unas luces y empiezan a aplaudirle)

Granate: Enhorabuena.

Perla: ¡Enhorabuena, Steven!

Amatista: ¡Viva, viva, felicidades machote! ¡Woop, woop, woop!

Granate: Muy bien, Steven.

(Steven se acerca, se arrodilla y las Gemas dejan de animarlo)

Amatista: Woop...

Perla: Menos mal que lo hiciste. ¿Cómo te ha ido...?

Steven: (Cabizbajo) No me lo puedo creer, ha sido... (Sube la cabeza emocionado) ¡Una locura! (Las gemas se miran) ¿Por dónde queréis que empiece? ¡Jolín, tendríais que haberme visto! ¡Esa roca venía hacia mí y y pegué un salto y luego las teclas hacían «tan, tan, tan» y pensé: «ya sé lo que pasa aquí», y pensé: «no voy a conseguir cruzar todo», el fuego, la lava y los pinchos, ¡pero lo hice! En serio, lo hice... Yo... Chicas, sois las mejores. Muchas gracias por hacer esto, era justo lo que necesitaba.

Perla: (Se sonroja) Oh, Steven.

Amatista: Oh, je, je, no ha sido nada...

(Granate asiente)

Perla: Estoy muy orgullosa de ti. (Abraza a Steven)

Amatista: Sí. ¡Y vaya tío! (Abraza a Steven)

Granate: (Abraza a Steven) Sabía que lo harías.

(Aparece un iris en forma de estrella que se cierra en la cara de Steven, quien sonríe aliviado)

-Fin del episodio-

Referencias

  1. Steven se refiere al conjunto de las gemas, así que lo correcto sería «para las gemas».

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar