FANDOM


León 3: Directo a Vídeo/Transcripción Castellana
Temporada 1, Episodio 35
Lion 3 Straight to Video Card TittleHD
Código de producción: 1026-032
Fecha de estreno: 4 de diciembre de 2014 (E.U.A)
9 de febrero de 2015 (L.A)
16 de mayo del 2015 (España)
Créditos
Director: Ki-Yong Bae
Sue Hong Kim (animación)
Elle Michalka (arte)
Ian Jones-Quartey (supervisor)
Escrito por: Joe Johnston
Jeff Liu
Rebecca Sugar
Storyboard por: Joe Johnston
Jeff Liu
Rebecca Sugar
Transcripciones
Anterior
"Sandía Steven/Transcripción Castellana"
Siguiente
"Tour en Teletransporte/Transcripción Castellana"

Este artículo es una transcripción castellana del episodio "León 3, Directo a Vídeo". Es el trigésimo quinto episodio de la primera temporada.

Sinopsis

León no para de tumbarse sobre la cara de Steven mientras este duerme.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(El episodio comienza en Big Donut. Al empezar, se vislumbran tres gaviotas en el cielo y después la cámara baja hasta mostrar el local. Después se ve a Steven decidiendo qué va a tomar)

Steven (Pensativo, mirando de un lado a otro): Hum... (Mira a unos carteles en los que se anuncian aperitivos, y después empieza a mirar a todos lados)

Sadie: Tú puedes, Steven.

Steven: Gracias, Sadie. Es que pillaría rosquillas porque están ricas, pero siempre como rosquillas. ¿No debería vivir la vida a tope y probar algo nuevo? Así que hoy igual me pones unas... ¿Galletas picantes?

Sadie: Pregúntale al chiquitín. (Mira a León, el cual estaba tumbado bajo el mostrador todo ese tiempo)

(León se levanta, va hacia el frigorífico donde están los Lameleones y apoya su cabeza contra él)

Steven: Ah, León, ¡esos no molan! Sin ofender.

Sadie: Ya os podéis dar vidilla, Lars y yo vamos a cerrar.

(Aparece Lars por detrás con unos cascos puestos y una rosquilla en la mano. Tiene la música tan alta que no escucha nada de lo que ocurre, y además va con los ojos cerrados mientras baila y tararea. Nada más aparecer, le da un bocado a su rosquilla y se va por la puerta sin decir nada)

Sadie: Yo (Dando énfasis al «yo») voy a cerrar la tienda...

Steven: Eh, oye, Sadie, ¿hay unas patatillas con tu nombre? (Mira un frigorífico con bolsas en las que pone «Sadie»)

Sadie: (Apoya la cabeza sobre el mostrador) No, esas son meriendas que me prepara mi madre.

Steven: Tu madre es guay.

Sadie: Hum... En realidad es un poco humillante. Lo lleva haciendo años y, ¡jolín! Sé alimentarme yo misma. Me hace sentir como una cría, ¿sabes?

Steven: ¿Me das uno?

Sadie: ¡Claro! Pero elige bien, algunos llevan unos cuantos meses ahí.

(La escena cambia a la casa de la playa. Se deduce que Steven ha cogido una de las bolsas)

Steven: ¡Chachi! A ver qué tenemos por aquí... (Abre la bolsa que ha elegido y saca la comida que hay dentro. Entonces coge un sándwich mixto mientras León mete su hocico en la bolsa y se pone a jugar con ella) Parece el típico sándwich mixto cortado en triángulos, ¡muy guay! La forma perfecta para cualquier sándwich. Mamá de Sadie: ¡Merendola aprobada! Y de postre tenemos...

(Se ve a León intentando sacarse la bolsa del hocico junto a la puerta)

Steven: ¡Guay, flipante! ¡León, León! ¡Mira! Una galleta con forma de estrella. (Le enseña una galleta con forma de estrella y se la pone sobre la estrella de su camiseta mientras se ríe) Supongo que la galleta no es de este mundo, ¿eh?

(León le escupe la bolsa en la cara por haber contado un chiste tan malo, y esta se cae al suelo al poco tiempo)

Steven: (Le da un bocado a la galleta y se queda mirando el cuadro de su madre que está encima de la puerta) Me pregunto qué meriendas me habría hecho mamá... ¡Igual galletas espaciales de verdad! (Mira a León durante unos instantes y suspira) Ojalá supiera más cosas de ella.

(León pega su hocico sobre el hombro derecho de Steven y lo mira fijamente)

Steven: Parpadea si me quieres.

(León no parpadea, así que Steven le sopla en la cara y consigue que parpadee)

Steven: ¡Me quiere!

(La escena da un salto en el tiempo hasta la noche. Steven está preparando un sitio para dormir a León en el salón) Steven: Muy bien, te lo pondré superblandito, como a ti te mola.

(León da un salto hasta la habitación de Steven y se mete en su cama, bajo la manta)

Steven: ¡Eh, eh! ¡Fuera de aquí! León, esta es la cama de Steven, no la cama de León. Venga... (Toca la manta y León se va de la cama con la manta encima) ¡Eh, eso también es mío! (Le quita la manta y ve que tiene un juguete suyo en la boca, así que extiende la mano) Y el señor Osington.

(León lo deja caer al suelo. Después, se ve a Steven lanzándolo sobre la almohada y, acto seguido, abalanzándose con la manta sobre la cama) Steven: (Bosteza) Buenas noches, León. (León se acurruca en su cama improvisada) Steven: Te quiero por la mañana... (Se duerme)

(Tras unos segundos, aparece en una especie de paisaje rosado)

Steven: (En su mente) Guau... (Mira a ambos lados) ¿Dónde estoy? (Intenta coger aire pero ve que no puede) ¡No puedo respirar!

(Se oye a Perla hablar mientras se desvanece el paisaje)

Perla: (Con eco) ¡Steven! ¡Steven! ¡Steven! ¡Steven!

(La escena vuelve a cambiar a la habitación de Steven. Se ve a León tumbado sobre Steven mientras este intenta liberarse)

Perla: ¡Steven! ¡Ay, mi madre! ¡Ay, mi madre! (Lo agarra de la pierna y tira con fuerza) ¡Aguanta, te tengo! ¡León, levanta!

(Ambos salen disparados)

Steven: (Respira hondo) ¿Qué ha pasado?

Perla: (Lo levanta) Steven, ¿estás bien? ¿Por qué estaba León durmiendo encima de ti?

Steven: Pues ni idea.

(León se le acerca y se restriega contra su hombro)

Steven: Está un pelín pegajoso. ¡Es porque soy su favorito!

(León lo agarra con la pata y lo aprieta contra su melena)

Steven: ¿Ves? (Se libera) Espera, ¿qué haces tú aquí, Perla?

Perla: (Sudando) ¿Yo? Nada, sólo estaba, hum... Estaba, ya sabes... Pues a veces... (Se detiene unos instantes) A veces me gusta ver cómo duermes. Más que a veces, a menudo.

Steven: Vale, cada mochuelo a su olivo. Es hora de que dejéis a Steven en paz. Soy mayorcito y quiero descansar. (Se tumba sobre su cama, cierra los ojos y suspira. Después nota que alguien sigue ahí, abre los ojos y ve a León mirándolo fijamente) León, eso también va por ti. (Cierra los ojos, los vuelve a abrir y ve a León y a Perla mirándolo fijamente, así que coge su almohada y la sacude delante de ellos para espantarlos, lo que hace que se vayan corriendo. Entonces se tumba y se duerme)

(En el sueño de Steven aparece él mismo jugando a las damas con Perrocóptero sobre una pequeña isla en medio del océano. Detrás de ellos hay más islas, sólo que esas tienen una palmera en medio. Steven mueve una pieza e, inesperadamente, Perrocóptero pone una reina de ajedrez sobre la pieza que había movido Steven)

Perrocóptero: Gané.

Steven: ¿Qué? ¡Qué buena jugada!

Perrocóptero: Gracias.

Steven: Perrocóptero, ¿cómo lo haces?

Perrocóptero: ¿Cómo hago qué?

Steven: Quiero decir, ¿cuál es tu secreto? ¿Cómo tienes tanto talento?

Perrocóptero: No se trata del talento, Steven (Se rasca la oreja). El arte es todo comunicación. (Se enfoca una palmera) Una obra de arte es una conversación. Y cada decisión que tomas es una declaración. (Se mete en la boca y empieza a masticar a la reina que había puesto) No te guíes por las etiquetas ni aceptes las normas. Sé fiel a ti mismo y la gente valorará tu sinceridad. (Se la traga)

Steven: Guau, ¡gracias por el consejo!

Perrocóptero: Y coge mucho aire. (Se va volando)

Steven: ¿Qué?

(El escenario desaparece y Steven toma una bocanada de aire. Entonces vuelve a aparecer en el paisaje rosa de León)

Steven: (En su mente) ¿Otra vez aquí? (Se levanta) No sé dónde estoy, pero me suena de algo. ¿Por qué no respiro? ¡Un momento! León...

(Se vuelve a ver a León tumbado sobre Steven. Esta vez, es él quien consigue liberarse)

Steven: ¡León, mi cara no es tu cama! ¿Qué mosca te ha picado?

(León se tumba boca arriba, haciéndole creer que quiere que le rasque la barriga)

Steven: ¿Sólo quieres unos mimitos? Nunca me dejas tocarte la tripita. (Se la rasca)

(En cuanto lo tiene delante, León lo aprieta contra su melena)

Steven: (Aparta la cara para respirar) ¡Es una trampa!

(León lo vuelve a inmovilizar)

Steven: (Lo aparta de nuevo) ¡Una trampa adorable!

(León lo vuelve a inmovilizar)

Steven: ¡Vale, me tienes! (Aparta una mata de pelos que tiene delante de la cara de un soplido) ¿Me quieres soltar?

(León lo mira fijamente, inmóvil)

Steven: ¡Ay, déjame! (Intenta liberarse de sus patas)

(León saca sus garras)

Steven: ¡Ah! ¡Se acabó!

(Steven sale por la puerta mientras León lo sigue)

Steven: Venga, León, estás castigado. (Señala hacia fuera para que salga de la casa)

(León hace oídos sordos)

Steven: ¡He dicho «estás castigado»! (Lo empuja hacia fuera) ¡Ahora quédate aquí fuera y piensa en lo que has hecho! (Vuelve a entrar y cierra la puerta) (Mientras está subiendo las escaleras para irse a dormir, León emite un gemido para darle pena. Steven mira hacia atrás durante unos instantes, pero después refunfuña y sigue subiendo. Entonces, León gime más fuerte y Steven vuelve a mirar hacia atrás, así que aprovecha para ponerle cara de cachorrito triste mientras sigue gimiendo y consigue convencerlo para que le abra la puerta)

Steven: ¡Me quiere! (Sale afuera) ¡Jo, no puedo enfadarme contigo! (Lo abraza) ¡Eres un ser humano maravilloso!

(León apoya su morro sobre la cabeza de Steven)

Steven: Ser humano no, que eres un león.

(Apoya la cabeza sobre la melena de León y vuelve a entrar en el mismo paisaje rosado de antes. Después saca la cabeza y respira hondo. Se queda mirando a León, quien le hace una seña con los ojos para que entre en su melena, así que Steven vuelve a entrar. Al hacerlo, contempla el paisaje durante unos instantes antes de hablar)

Steven: (En su cabeza) ¿Estoy en su tripota?

(Sale y entra de la melena de León repetidas veces mientras hace una risilla tonta)

Steven: Perdón, tenía que hacerlo.

(Vuelve a entrar en la melena)

Steven: (En su cabeza, mirando hacia los lados) ¿Se supone que debo hacer algo aquí?

(Tras decir esto, Steven advierte una pequeña colina en el centro del paisaje. Empieza a dirigirse hacia ella y ve que se queda sin aire, así que saca la cabeza para respirar. Después vuelve a entrar y, al subir a la colina, ve varios objetos que pertenecían a su madre. De entre todos ellos, Steven se fija en una cinta de vídeo. Al cogerla, la examina y encuentra una etiqueta en la que pone «Para Steven»)

Steven: (En su cabeza) ¿Es para mí? ¿Quién la dejó aquí? ¿Y cómo es que cabe todo esto en la tripa de Le...? (Se queda sin aire)

(Empieza a palpar el suelo histérica-mente buscando un hueco por el que salir, pero se da cuenta de que sólo puede hacerlo a través del pelo de León que rodea la colina, así que baja a toda prisa, se tropieza con una piedra y sale rodando de la melena de León. Acto seguido, toma una gran bocanada de aire, justo antes de que Granate, Amatista y Perla entren en la casa a través de la habitación de Perla)

Perla: ...y se queda frito en la cara de Steven. (Se sonroja) Pero Steven no quiere que le vea dormir más, así que os toca hacerlo a vosotras.

(Steven mira la cinta de vídeo durante unos segundos y después echa a andar. Más tarde, se ve a Lars y Sadie a punto de abrir Big Donut. Mientras Sadie sostiene la llave para abrir el local, Steven llega corriendo al lugar)

Steven: ¡Sadie, Sadie!

Sadie: Steven, sabes que las rosquillas no están hasta dentro de una hora.

(Steven se acerca a su oído y le susurra algo. Sus susurros son inaudibles)

Sadie: ¿En serio? ¡Vamos! (Abre rápidamente la puerta y ambos entran al local, ante la perpleja mirada de Lars)

(Se ve a Steven introduciendo la cinta en el reproductor de la televisión que hay en el almacén del local. Acto seguido, se sienta detrás junto con Sadie. La pantalla se enciende y empieza a mostrar unas tomas de la playa y el Templo. Después sale Greg, el cual aparenta una edad mucho más joven que la actual, imitando a un cangrejo)

Rosa: (En el vídeo) (Ríe) ¿Qué estás haciendo?

Sadie: Steven, esa voz...

(Steven mira la pantalla con curiosidad)

(La pantalla muestra una toma en la que sale Greg durmiendo sobre la arena con una gaviota posada sobre su barriga)

Rosa: (En el vídeo) (Ríe) Greg haciendo amigos.

(La gaviota pega un grito y sale volando, lo que hace que Greg se despierte sobresaltado y empiece a sacudir los brazos. Rosa se ríe y Greg le devuelve una sonrisa. Después la toma cambia, mostrando a Greg de pie con el mar de fondo)

Rosa: (En el vídeo) ¡Venga!

Greg: (En el vídeo) Lo siento, me ha entrado miedo escénico. (Se sujeta el cuello mientras mira hacia otro lado)

Rosa: (En el vídeo) Háblanos de ti.

Greg: (En el vídeo) Bueno, vamos a ver... Me llamo Greg... ¡No, no, no, no, no! (Levanta los brazos) ¡Borra todo eso!

(La toma cambia, mostrando un cangrejo en la arena)

Greg: (En el vídeo) Y... ¡ahora!

(Rosa sube la cámara y se ve a Greg con unas gafas de sol y una guitarra apoyando su pie izquierdo sobre una roca que hay en la arena)

Greg: (En el vídeo) Me llaman... (Toca unas notas en la guitarra) ¡Señor Universe! (Señala a la cámara) ¡Prepárate, hijo! ¡Tendrás el padre más guay a este lado del cosmos! (Empieza a emitir sonidos mientras toca las cuerdas de la guitarra para hacer como si la estuviese tocando) Dale al botón, rosa.

Rosa: (En el vídeo) ¿Así? (Pulsa un botón y aparece una línea rosa estrellada en medio del plano que lo recorre de izquierda a derecha) ¿Ese era el bueno?

Greg: (En el vídeo) Hum... puede.

Rosa: (En el vídeo) Ah, ¿y este qué hace?

(Pulsa un botón y aparece el iris estrellado que suele dar fin a cada episodio, poniendo la pantalla en negro. Más tarde, la toma vuelve a cambiar, mostrando a Greg sentado sobre la arena mientras toca la guitarra a unas gaviotas que le rodean)

Rosa: (En el vídeo) ¿No es maravilloso, Steven? Este mundo está lleno de posibilidades. Cada ser vivo tiene una experiencia totalmente única: los paisajes que ve, los sonidos que oye, la vida que vive... Es tan complicado y tan simple...

(Steven mira la pantalla mientras esboza una amplia sonrisa)

Rosa: (En el vídeo) Estoy deseando que te unas a ellos. (Gira la cámara y se graba a sí misma) Steven, no podemos existir los dos. Me convertiré en la mitad de ti y quiero que sepas que cada vez que ames tu propia vida, soy yo amándote a ti y amando estar en ti, porque serás algo extraordinario. (Se acerca la cámara) Serás un ser humano. (Sonríe)

Greg: (En el vídeo, a lo lejos) ¡Eh, Rosa!

Rosa: Cuida de ellos, Steven.

(La toma cambia, mostrando a Rosa y a Greg. La cámara está colocada sobre la arena, de forma que puedan aparecer los dos. Se aproximan y, justo cuando se van a besar, se acaba la batería de la cámara, y en ese preciso instante el vídeo termina y Lars entra al almacén)

Lars: Eh, Sadie. Venga, tenemos que abrir.

(Sadie y Steven lo miran con los ojos llorosos y Lars se queda sin palabras. Sin saber qué hacer, se va caminando lentamente hacia atrás. Entonces Steven sale, le da una palmada en el pecho a Lars y se va mientras abraza la cinta, sonriente. Detrás de él sale Sadie)

Lars: ¿Pero qué demonios habéis visto?

(Steven sale del local y abraza a León. Entonces Sadie coge el teléfono del mostrador y marca un número)

Sadie: Eh, mami, ¿te acuerdas de que te dije que no me hicieras más la merienda?

(En ese instante, la pantalla se pone en negro y el episodio termina)

-Fin del episodio-

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar