FANDOM


Motel Keystone/Transcripción Castellana
Temporada 2, Episodio 12
Keystone Motel
Código de producción: "1031-065"
Fecha de estreno: 14 de julio del 2015 (E.U.A.)
30 de noviembre del 2015 (L.A.)
6 de diciembre del 2015 (España)
Créditos
Director: Hye Sung Park (animación)
Jasmin Lai (arte)
Ian Jones-Quartey (supervisor)
Escrito por: Raven M. Molisee
Paul Villeco
Rebecca Sugar
Storyboard por: Raven M. Molisee
Paul Villeco
Rebecca Sugar
Transcripciones
Anterior
"Grito de Socorro/Transcripción Castellana"
Siguiente
"Amigo Cebollo/Transcripción Castellana"
 

Este artículo es una transcripción castellana del episodio "Motel Keystone", el duodécimo episodio de la segunda temporada de Steven Universe, siendo el sexagésimo cuarto de la serie en general.

Sinopsis

Steven, Greg y Granate se van juntos de viaje a un motel en otro estado.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(Perla se teletransporta al templo desde el portal)

Steven: ¡Perla! ¿Dónde estabas?

(Perla se sobresalta)

Perla: Eh... buscando a Peridoto. Varios días seguidos. Steven, ya sé que os he decepcionado a todos, sé que Granate está muy enfadada conmigo, ¡pero le demostraré que puede volver a confiar en mí!

(Granate entra por la puerta principal y Perla acude a su llegada)

Perla: ¡Ah, Granate! Estaba buscando a Peridoto, en algún sitio estará, ¿no? ¿Alguna idea?

(Granate ignora a Perla y camina hacia el templo)

Perla: Lo siento...

(Granate se detiene)

(Greg entra de repente a la casa)

Greg: ¿Quién quiere ir de viaje en la furgo?

(Greg observa el ambiente que discurre en la habitación)

Greg: ¿Es un mal momento?

Granate: No, continúa.

Greg: Pues nada, tengo que ir en coche hasta Keystone.

Perla: ¿Estado de Keystone?

Greg: Sí, ese mismo, Keystone. He conocido a un tipo a través de un anuncio de Internet que vende cepillos para lavar coches muy baratos, he quedado con él en Keystone para recogerlos.

Steven: No me gustan esos cepillos, tienen un tacto muy raro.

Greg: Bueno, ¿te gustan los moteles?

Steven: Creo que sí.

Greg: ¿Te apetece pasar unos días en un motel con tu papá favorito?

Steven: No sé si eres mi favorito...

Greg: ¿Eh? Oh, anda, bromista, ven aquí.

(Steven corre hacia Greg para que el lo coja en brazos)

Steven: ¡Tendrán servicio de habitaciones!

Greg: Eso es en un hotel, nosotros vamos a un motel. Habrá piscina, hielo gratis y está al ladito del mejor restaurante del mundo.

Granate: Yo también voy.

Perla: ¿Qué?

Steven: ¡Mucho mejor!

(Greg le susurra a Granate)

Greg: Oye, Granate, lo estoy poniendo por las nubes, pero no es que sea el Ritz.

Granate: Eso lo decidiré yo.

Greg: Bueno, pues entonces; ¡en marcha!

Steven: ¡En marcha!

Granate: En marcha.

Perla: ¡Fantástico! Le diré a Amatista que os vais...

(Granate ignora a Perla y sale por la puerta principal)

Perla: Vale... Bueno... ¡Adiós!

Steven: Lo vamos a pasar guay, ¿eh, papá?

(Se introduce un cambio de escena en donde aparece la furgoneta de Greg saliendo de la ciudad)

(Aparece el interior de la furgoneta en donde Steven y Greg bostezan mientras la cámara amplia el serio rostro de Granate, que se encuentra sentada en el asiento de atrás)

(Se introduce un cambio de escena en donde la furgoneta llega al motel y Steven, Greg y Granate entran en la habitación mientras Greg le habla a Steven)

Greg: Otra cosa que me gusta de los moteles es que puedes aparcar en la puerta.

Steven: ¡Oh!

(Steven observa perplejo la habitación)

Steven: ¡Voy a bañarme en la pisci! ¡ver una peli! ¡coger hielo gratis! ¡va a molar!

(Steven se tira en la cama)

Greg: ¡No! ¡primero hay que mirar que no haya chinches!

(Granate entra cargada con todo el equipaje y muestra una expresión de disgusto)

Greg: ¡Buenas noticias! No hay chinches.

(Greg recibe un mensaje y saca su móvil para verlo)

Greg: ¡Ups! Es para mí. ¡hey! ¿puedes vigilar el fuerte hasta que vuelva?

(Granate, sentada en la cama, comienza a temblar y realiza un gesto de aprobación con su mano izquierda)

(Greg se dirige a la puerta)

Greg: Genial, he quedado con alguien para un asuntillo, alguien de Internet... Si no he vuelto en una hora, llamad a la policía.

(Steven y Granate afirman y Greg sale por la puerta)

Steven: ¡Muy bien! ¡A saltar, Granate! ¡O podemos mirar folletos!

(Steven empieza a leer un folleto)

Steven: Oh, las cuevas de Keystone.

Granate: Cálmate. ¡No quiero perdonar a Perla! Debes hacerlo, ¿entiendes? ¡si no vas a entrar en razón vete!

(Granate se desfusiona)

Zafiro: Tenemos que superar esto, Rubí.

Rubí: ¡Nos mintió para que nos uniéramos en Sardónice! ¡nos manipuló! ¿no te das cuenta?

Steven: ¡Rubí! ¡Zafiro!

Zafiro: Te lo tomas como algo personal.

Rubí: ¡Es una fusión Zafiro! ¿¡hay algo más personal para nosotras que una fusión!?

Zafiro: Ya sé que estás enfadada,

(Steven las mira con curiosidad)

Rubí: Ah, ¿soy sólo yo?

Zafiro: Claro que no. ¿no ves como la ira me hace hervir la sangre? (Se gira con cara de no importarle)

Rubí: Pues no se nota mucho. (Da toquecitos en el suelo con el pie)

Zafiro: (Empieza a flotar en el aire) Cuanto antes perdonemos a Perla, mejor será para todos. (flota hacia arriba)

Rubí: (Muy enfadada) ¡No estás tan por encima de los demás como crees! (refunfuña)

(Zafiro aterriza sobre la cama y se sienta)

Zafiro: Sí, lo estoy.

(Rubí empieza a caminar por la habitación mientras refunfuña)

Zafiro: No puedes seguir enfadada para siempre.

Rubí: ¿Qué te apuestas?

Zafiro: Rubí, la alfombra.

(Rubí mira hacia el suelo y se da cuenta de que está quemando la alfombra sin querer con sus poderes)

Rubí: ¡No puedo más! (Sale corriendo por la puerta y da un portazo)

(Zafiro permanece impasible sobre la cama)

Steven: Me alegro de veros...

Zafiro: (sarcásticamente) Yo también me alegro.

(Steven sale por la puerta, y se ve que se ha puesto ropa de baño y se dirige a la piscina con una toalla en sus brazos. Rubí está dando vueltas por el recinto, quemando el suelo con sus pies)

Steven: Eh, Rubí. ¿nos damos un chapuzón?

Rubí: ¡Es una fusión, Steven! ¡y a Zafiro le da igual! ¡se supone que tenemos que comportarnos como la gema mayor! ¡siempre somos las adultas! ¡pues esta vez no! ¡de eso nada!

Steven: Venga, ¿por qué no te refrescas en la piscina? (Se tira al agua y salpica a Rubí)

Rubí: ¡No necesito refrescarme!

Steven: (Desde el agua) ¡Vamos, Rubí! El agua está guay.

Rubí: ¿Por qué siempre tiene que tratarme como si estuviera loca? (Entra en la piscina por las escaleras) Encima pretende que... (Se sumerge completamente y no se entiende lo que dice)

Steven: Esto, Rubí. (Con expresión de placer) Estás calentando el agua... (Empiezan a salir burbujas de Rubí) ¡Ah, ardiendo! (Steven se pone rojo) ¡Hirviendo! (Sale de la piscina) Hum... Voy a volver a la habitación...

(Abre la puerta de la habitación y nota que hace mucho frío, así que se cubre con su toalla. Echa vapor al respirar)

Steven: ¿Zafiro...?

Zafiro: (Impasible) Hola, Steven.

Steven: (Tartamudeando del frío) ¿Estás bien?

Zafiro: Estoy bien. (Mientras habla se forma hielo en la pared detrás de ella)

Steven: Vale. (Camina hasta la cama y se sienta) ¿quieres que veamos la tele?

Zafiro: Vale.

(Steven enciende la tele)

Steven: Oh, los canales tienen los números equivocados. (gira la cabeza hacia Zafiro) ¿Podrías usar tus poderes de visión futura para decirme qué canal me va a gustar más?

Zafiro: Hum... (Pensando) Cuarenta y tres, pero no es del todo bien.

(Steven cambia de canal. Entonces le entra aún más frío y se tapa con la manta. El hielo detrás de Zafiro se expande)

Steven: Oye, Zafiro...

Zafiro: Aunque lo hiciera, Rubí no me haría caso.

Steven: ¿Qué?

Zafiro: Ibas a decir que debería hablar con Rubí, pero no funcionará.

Steven: Pero, parece que está muy enfadada.

Zafiro: No podemos enfadarnos con Perla para siempre y ella no puede enfadarse conmigo para siempre. Ya volverá y se dará cuenta de que tengo razón.

Steven: (Tiritando) ¿Estás segura?

Zafiro: Veo el sendero del destino prolongarse hasta el horizonte. Rubí no puede evitar lo inevitable. Está dejándose llevar por sus emociones.

Steven: (Tiritando) ¿Y tú no?

Zafiro: No. (El hielo a su espalda se vuelve a expander)

Steven: Voy a ir al baño... (Se levanta)

Zafiro: Era inevitable.

(Se oye la puerta del baño cerrándose)

Steven: Hum, Zafiro. (Abre la puerta) El baño está helado.

Zafiro: Es el destino.

Steven: ¿También estoy destinado a hacer pis fuera? (Sale de la habitación)

Zafiro: (A ella misma) Sí. (La escena cambia a fuera de la habitación)

Steven: (Caminando, cabizbajo) El estado de Keystone...

(Greg llega en su furgoneta y sale por la puerta del maletero)

Greg: ¡Hola, Steven! (Saca una caja de pizza) ¡Traigo la cena! (la levanta)

Steven: Hola, papá. ¿Qué tal ha ido?

Greg: Bueno, el tipo no era el asesino del hacha, así que bien. (Cierra la puerta) ¿qué haces aquí fuera con el bañador? ¿dónde está Granate...?

(Mira dentro de la habitación y ve a Zafiro en la misma posición en la que dejó a Steven, con más hielo rodeándola)

Zafiro: No le va a gustar que sea cuadrada.

(Greg cierra la puerta)

Greg: (Se pone la mano sobre la cabeza) Oh, oh... ¿dónde está la otra?

Steven: Dando vueltas en el fondo de la piscina vacía. (Señala el lugar) (Se ve a Rubí caminando dentro de la piscina, que está sin agua y echando humo del calor)

Greg: Habrá pasado algo bastante grave para que Granate se haya separado, (Se sienta con Steven en el maletero de la furgo) pero bueno, aún podemos pasarlo bien. (Abre la caja de pizza, la cual es cuadrada)

Steven: ¿Pizza cuadrada? (Con las manos sobre la cabeza) ¡¿están todos locos en este estado?!

Greg: Hijo, llegará un momento en tu vida en el que apreciarás cualquier pizza.

Steven: (Cogiendo una porción) ¿Por qué Rubí y Zafiro no hacen las paces?

Greg: A veces dos personas que se quieren mucho pueden hacerse daño sin querer, sólo hay que darles espacio.

Steven: Pero, podrían arreglarlo si hablaran la una con la otra. (pone cara triste)

Greg: Por la mañana se les habrá pasado. ¡iremos al mejor restaurante del mundo y nos pediremos el mejor desayuno del mundo!

Steven: ¿Crees que servirá?

Greg: Nada mejor que un buen desayuno para hacer las paces. (coge una porción y cierra la caja)

Steven: Por esto eres mi papá favorito. (Le da un bocado)

Greg: Ya sabía que esta pizza me iba a dar puntos extra.

(La escena se desvanece. Entonces cambia a «El Mejor Restaurante del Mundo». Rubí, Zafiro, Steven y Greg han pedido la comanda y les llega la comida. Greg está silbando)

Greg: (Ve a la camarera con la comida) ¡Eh! ¡gracias!

(La camarera les va sirviendo los platos)

Steven: ¡Gracias!

(Rubí mira su plato fijamente, que es una carita sonriente hecha de huevos fritos, una fresa y tiras de beicon)

Greg: ¿Qué pasa, no tienes hambre?

Steven: (Con la boca llena) Las gemas no comen, papá.

Greg: Ah, pues Granate come a veces.

Rubí: (Enfadada, gruñe) ¡Granate no está aquí! (Se cruza de brazos y de piernas y se sienta de lado mientras sacude una de ellas)

(Steven sigue comiendo en silencio y mira a su padre. Este le devuelve una mirada intranquila, pero intenta romper el hielo)

Greg: (Hace un ruido de placer) ¡Jo, tío! ¡Sí que es el mejor restaurante del mundo!

(Steven intenta pinchar el huevo con el tenedor pero Rubí empieza a sacudir la mesa en una rabieta)

Zafiro: Estás moviendo la mesa.

Rubí: (Da un puñetazo contra la mesa) ¡Ja! ¡me sorprende que hayas podido sentir algo, la verdad!

Zafiro: (Impasible) No tengo que sentirlo, lo he visto.

Rubí: (Sacude con más fuerza) Para ti todo está más claro que el agua, ¡¿no, no, no, no!? (Empieza a emitir gruñidos de rabia)

(Sacude tan fuerte la mesa que los platos de Steven y Greg salen volando, pero consiguen atraparlos antes de que caigan)

Zafiro: Se le pasará. Con el tiempo acabará dándose por vencida.

(Rubí se pone en pie sobre su asiento y la mira desafiante)

Rubí: ¡Eso es lo que tú te crees! (Invoca su guantelete derecho) ¡soy una llama eterna, guapa! (Le da un golpe tan fuerte que la tira al suelo boca abajo)

(Steven mira todo el desayuno que ha quedado desperdiciado por el suelo, formando una carita triste. Se le saltan un par de lágrimas, pero las contiene)

Rubí: (En el fondo, a Zafiro) ¡Tú no me conoces! ¡no me conoces en absoluto!

Greg: ¡No pasa nada, colega! ¡todavía queda algo! Vamos a pedir las sobras para llevar y...

(Steven tira su plato al suelo, harto de la situación, y se va. En ese instante todos se callan)

Greg: Ay, madre...

(Rubí y Zafiro salen a ver cómo está Steven)

Rubí y Zafiro: ¡Steven!

Steven: (Enfadado) ¡No sabéis cuánto me alegré cuando Granate dijo que se venía de viaje con nosotros! ¡el ambiente en casa es chungo! Aquí también... Creía que queríais pasároslo bien, ¡pero os habéis portado súper mega fatal! Es... ¡es como una maldición! (se pone las manos sobre la cabeza) ¡No lo entiendo! ¿es culpa mía...? (mira al suelo, entristecido)

Rubí: No, Steven. Somos nosotras...

Zafiro: Pero, hemos hecho que se sienta culpable. (sollozando) Sigo mirando en el futuro para ver cómo se va a resolver todo como si no importara nada cómo os sentís ahora. (se le cae una lágrima, y le cuesta hablar) ¡Normal que penséis que no me importa!

Rubí: ¡Zafiro! ¡No, no, no, no! ¡Es culpa mía! Me negué a buscar una solución, sólo quería seguir enfadada. ¡Tiene razón! ¡Siempre tiene razón! ¡He sido una tonta! (se le acerca para intentar consolarla)

Zafiro: (En una mezcla entre enfado y tristeza, la aparta) ¡No eres una tonta!

Rubí: Lo... siento. (le levanta la cabellera de la frente y deja al descubierto su único ojo)

Zafiro: ¿De verdad crees que no me afecta todo lo que ha pasado? Sólo estaba intentando hacer lo correcto.

(Rubí le seca las lágrimas)

Rubí: Lo sé.

(Zafiro aparta la mirada, avergonzada)

Rubí: ¿Sabes lo que me gusta de estar separadas?

Zafiro: (Con curiosidad) ¿Qué?

Rubí: Que puedo verte.

(Zafiro la aparta y se empieza a reír descontroladamente)

Zafiro: ¿No me lo ves?

(Se abrazan)

Rubí: ¡Esa es mi Zafiro!

(Zafiro se sonroja)

Zafiro: (Sonriendo) ¡Ssh! ¡me estás avergonzando delante de Steven!

(Steven mira para otro lado. Rubí y Zafiro empiezan a hacer la danza de fusión, pero se dan más muestras de cariño de lo habitual. Steven se sonroja, se tapa los ojos y se tumba en el césped)

Greg: (Llega)Bueno, he pagado el desayuno y los daños materiales. Creo que hemos tenido bastante. ¿listos para volver?

Steven: (Suspira)

(Rubí y Zafiro se fusionan)

Granate: (Se ajusta sus lentes) Primero vamos a por el hielo gratis.

Steven: (Asombrado) ¡Granate! (Puede verse la camioneta de Greg estacionada en la playa, mientras que Granate, Steven y Greg entran al Templo) 

Steven: (Cargando una bolsa de hielos) ¡Ya estamos en casa!

(Amatista está tocando la rodilla izquierda de Perla)

Perla: No sé por que sigo... (Amatista quita su mano de la rodilla de Perla) ¡oh! Parece que os habéis pasado genial.

Steven: ¡Sí! Todo ha salido guay.

Perla: (Nerviosa) Granate, ¿cómo estás?

Granate: Ahora no. (Se va caminando) 

Perla: Ya me vuelve a hablar. Más o menos.

Greg: El viaje ha salido redondo. 

Steven: Oh, ¿Podemos volver? 

Greg: (Frota el cabello de Steven) Un día de estos. Pero, al restaurante no. Obvio.

(El episodio termina con un fondo negro cerrándose en el rostro de Greg explotando en tres estrellas)

-Fin del episodio-

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar