FANDOM


Poder Político/Transcripción Castellana
Temporada 1, Episodio 50
Political Power
Código de producción: 1026-050
Fecha de estreno: 11 de marzo del 2015 (E.U.A)
01 de junio del 2015 (L.A)
3 de octubre del 2015 (España)
Créditos
Director: Hye Sung Park (animación)
Elle Michalka (arte)
Ian Jones-Quartey (supervisor)
Escrito por: Hilary Florido
Katie Mitroff
Storyboard por: Hilary Florido
Katie Mitroff
Transcripciones
Anterior
"El Mensaje/Transcripción Castellana"
Siguiente
"El Regreso/Transcripción Castellana"

Este artículo es la transcripción castellana del episodio "Poder Político". Es el quincuagésimo episodio de la primera temporada de Steven Universe. Es el tercer episodio de la primera StevenBomb.

Sinopsis

Las Gemas de Cristal causan un gran apagón en Beach City por culpa de uno de los experimentos de Perla, así que Steven ayuda al Alcalde Dewey a controlar la situación.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(El episodio empieza con Perla colocando su máquina para estropear a los robonoides en la arena)

Perla: Aquí estará a salvo. Amatista, ¿tienes el robonoide?

Amatista: Sí. ¡Tranqui, tronca! (Le chuta el robonoide a sus pies)

Perla: Amatista, lo acababa de arreglar.

Amatista: Sí, sí. Relax.

Perla: (Suspira) Bien, ya está todo listo para el experimento, y Steven está en casa bien dormido... (Ve a Steven y grita del susto)

Steven: ¡Hola, chicas!

Perla: Steven, tendrías que estar en casa durmiendo. Hazme el favor de volver a casa.

Steven: ¿Qué? No quiero perderme... lo que sea esto. ¿Qué es esto?

Amatista: Perla se sentía sola y se ha hecho un roboamigo.

Perla: No es un robot amigo. Es un robot disruptor. Debería producir una explosión energética. Así cuando Peridoto nos «visite», tendremos algo para desactivar sus robonoides. Ahora... ¡Apartad todo el mundo!

(Perla activa la máquina y esta produce una esplosión energética que deja a la ciudad entera sin electricidad)

Steven: ¡Lo conseguimos!

(El robot se levanta tambaleándose y Granate y Amatista se ponen la mano en la cara de decepción)

Steven: Bueno, te has cargado toda la luz de la ciudad.

Perla: ¡Steven, ese no era el objetivo de...! (Suspira) En fin, por algo se empieza. Bueno, voy a necesitar algunas piezas de la lavadora. Steven, quizás tengas que llevar un tiempo la misma camiseta.

Steven: No problemo. (Se quita la camiseta y se ve que lleva una exactamente igual debajo)

(La escena cambia a la habitación de Steven al amanecer. Se despierta y baja a calentar un desayuno prefabricado con el microondas. Al apretar el botón ve que no funciona)

Steven: ¿Pero qué le pasa al microondas?

(La tapa del microondas se suelta y le da en la cara. Entonces Steven saca el desayuno de dentro)

Steven: ¿Qué pepinos pasa aquí?

(Se oye a alguien tocar la puerta y Steven va a ver quién es)

Steven: Alcalde Dewey.

Alcalde Dewey: ¿Qué hay, pequeño Universe? ¿Están tus hermanas en casa?

Steven: ¿Mis hermanas?

Alcalde Dewey: Las que te cuidan. Ya sabes: la alta, la morada y la guapita.

(Steven se queda mirándole, sin entender a quién se refiere)

Alcalde Dewey: Mira, no hay luz y llevo mucho tiempo como alcalde como para saber que tienen algo que ver.

Steven: ¿Mis hermanas?

Alcalde Dewey: ¿... hay alguna otra persona con la que pueda hablar?

Steven: ¡Perla!

Perla: (A lo lejos) ¡Ya voy! (Ya en la puerta) ¿Puedo ayudarle?

Alcalde Dewey: (Se sonroja) Sí... (Tartamudea, pero luego cambia la expresión de su cara a una más seria) Beach City ha sufrido... ha sufrido un grave apagón de luz y...

(El robonoide en las manos de Perla empieza a soltar chispas)

Perla: ¡Ah! No se preocupe por eso. Puede que la electricidad vuelva esta misma noche o puede que... nunca.

Alcalde Dewey: ¡¿Que nunca volverá?!

Perla: Sí...

Alcalde Dewey: ¡No, no, no! ¡Tiene que volver! ¡La gente de Beach City no puede seguir en esta situación! ¡Si no se distraen con sus maquinitas se darán cuenta de que esta ciudad es un imán para los desastres!

Perla: Oh, no exagere. He visto a los humanos apañárselas sin electricidad durante siglos. Cazabais y cosechabais. (Ríe) ¿Qué fue de eso?

Alcalde Dewey: ¡No lo entiendes! Claro, todo parece tranquilo a la luz del día, pero cuando el Sol caiga, también caerá la ciudad. (Suena un ritmo tenebroso)

Steven: Tiene razón. Alcalde Dewey, es nuestra responsabilidad. Le ayudaremos a salir de este lío.

Granate: (Desde dentro de la casa) ¡No lo haremos!

Steven: Le ayudaré a salir de este lío.

Alcalde Dewey: Vale. Pero no voy a pagarte.

(La escena cambia a la furgoneta del alcalde, al lado de The Big Donut. Lars y Sadie están fuera cargando cajas de helados derretidos. En ese instante, el alcalde la detiene)

Alcalde Dewey: De acuerdo, tenemos que controlar los daños o los playis se pondrán nerviosos.

Steven: ¿Playis?

Alcalde Dewey: (A Lars) ¡Hola, habitante de Beach City!

Sadie: ¿Va todo bien?

Lars: Quitando el apagón que ha estropeado los frigos. (Apila una caja de helados encima de otras) Todo el helado derretido.

Steven: ¿Qué? ¡¿El helado?!

Lars: Estoy harto... (Se sienta sin querer encima de las cajas y se moja el pantalón)

Sadie: Te daría un poco, pero parece sopa.

Steven: ¿Esto del helado ha pasado en toda la ciudad? ¡Esto es una catástrofe!

Alcalde Dewey: Bueno, vamos a calmarnos. Tengo todo bajo control.

Steven: ¿Seguro?

Alcalde Dewey: ¡Pues claro! La electricidad volverá y esta tarde ya funcionarán los frigos. No pongamos el frigo en el cielo. Toma. (Le da a Sadie un pin con su cara y una barrita luminosa) ¡Me las piro, vampiros! ¡Hasta luego, cocodrilos! Cuidaos, chicos.

Steven: ¡Nos vemos!

Sadie: ¡Gracias por el fosforescente!

(Steven y el alcalde se vuelven a subir a la furgoneta) Steven: ¿Entonces todo va a salir bien?

Alcalde Dewey: ¿Qué? No.

Steven: Les... ¿les has mentido?

Alcalde Dewey: Mira, Steven. Cuando eres alcalde no mientes, haces política.

Steven: ¿Ah, sí?

Alcalde Dewey: ¡Pues claro que sí! Mira, deja que te explique. Cuando trabajas para el Gobierno no controlas todo lo que pasa, pero puedes controlar cómo se siente la gente. Esa es mi responsabilidad. Hacer que la gente de Beach City se sienta mejor, a salvo, más segura.

Steven: Pero...

Alcalde Dewey: ¿Qué otra opción tengo? ¿Dejar que cunda el pánico? No funcionó en Ciudad Océano.

Steven: No me suena esa «Ciudad Océano».

Alcalde Dewey: ¡Exacto! Por eso hay que darle a la gente algo en lo que creer. Cuando ven mi cabezón en este coche bajando por la calle piensan: "Viene a ayudarme". Bueno, algunos piensan "viene el fumigador". ¡Pero luego ven que soy yo, su alcalde! ¿Has visto el camión de las fumigaciones con la cabeza? Me están copiando.

Steven: Hum...

Alcalde Dewey: Toma, cógelos. (Le da un saco lleno de pines y barritas luminosas)

(Llega al paseo de la playa, donde hay una muchedumbre discutiendo sobre el asunto. Entonces coge un megáfono y empieza a hablarles)

Alcalde Dewey: ¡Atención, queridos ciudadanos! Como habréis visto, o no, ha habido un apagón eléctrico que ha afectado a toda Beach City.

Nanéfua: (Sarcásticamente) Oh, ¿en serio?

Alcalde Dewey: Es un problemilla pasajero, sin mayor importancia. Podría haber sido mucho peor. Podríamos estar en Ciudad Océano.

(La muchedumbre ríe)

Alcalde Dewey: A lo que voy: la electricidad volverá esta tarde, así que mientras tanto disfrutad al aire libre de este maravilloso día. La electricidad volverá antes de que os enteréis, lo prometo.

(La muchedumbre expresa su convicción)

Alcalde Dewey: (A Steven) Muy bien, que nadie se quede sin su chapa y su fosforescente.

(Steven va a repartir los objetos del saco) Steven: Tome su fosforito. Aquí lo tiene. Tome.

Greg: ¡Eh, Steven! ¿Estás de prácticas secretas para el Gobierno o algo así?

Steven: (Ríe, con preocupación) Toma. (Le da una chapa y una barrita)

Greg: Nunca se tienen demasiadas chapas del alcalde Dewey, pero me parece que no necesito más fosforescentes. (Le devuelve la barrita a Steven) ¡Nos vemos, cielo! (Se va)

Steven: Pero... Papá... No...

(La escena cambia a enfrente de la casa del Templo, ya al atardecer. Steven está a punto de subir las escaleras para entrar y ve a las Gemas discutiendo)

Amatista: ¿Pero y si viene con más? Yo digo que los machaquemos.

Granate: No son sólo los robonoides. Según Lapis, vendrá con refuerzos.

Perla: ¿Quién sabe qué cosas traerá? No podremos vencer a sus armas, pero podríamos desactivarlas.

(Steven ve tres cañones de luz cubiertos bajo una lona)


Granate: No se trata de los robonoides, Perla. Viene con otras gemas.

(Steven pone cara de preocupación)

Amatista: ¿Quién lo dice? ¿Qué más da? ¿Qué sabrá Lapis?

(Steven sube las escaleras)

Granate: Cálmate, Amatista.

Amatista: Cálmate tú...

(Ve a Steven y pega un grito. Perla la mira como si estuviese loca. Después se gira, lo ve y se sorprende también)

Amatista: ¡Mira quién está aquí! ¡Es Steven! (Se acerca a él y lo rodea con el brazo) ¡Nuestro colegui Steven! ¿Qué haces aquí, tío?

Steven: Hum... Vivo aquí. ¿Va todo bien?

Perla: ¡Pues claro!

Granate: De hecho, íbamos a jugar a las... cartas.

Perla: ¡Sí! Cartas.

Amatista: ¿Hacemos una guerrita...? (Perla la mira enfadada y refunfuña) O mejor... las paces.

Steven: Sí, pero... ¿Cómo jugaremos a las cartas sin luz?

Granate: Podemos encender la chimenea.

Perla: Sí. ¡Como cavernícolas!

Amatista: (Le sacude el pelo a Steven) ¡Vamos, cavernícola!

(Las Gemas entran en la casa y se sientan alrededor de la chimenea apagada. Siguen discutiendo y Steven las mira desde fuera por la ventana, pero no puede oír lo que dicen. Entonces saca una chapa de su bolsillo y la alinea con el Sol, que está a punto de desaparecer en el horizonte)

Alcalde Dewey: (Con voz de flashback) Cuando el Sol caiga, también caerá la ciudad.

(Se hace de noche)

Steven: La ciudad...

(Se empiezan a mostrar todos los lugares de la ciudad vacíos. Entonces se muestra el paseo de la playa, donde hay una muchedumbre aún más grande protestando contra el alcalde. Steven llega a toda prisa)

Steven: Oh, ¡porras! Alcalde Dewey: (Ríe) ¡Calmaos, por favor! Estoy seguro de que si lo hablamos llegaremos a un trato.

Nanéfua: ¡Nada de tratos! ¡Lo prometiste!

Fryman: ¡Sin electricidad no puedo cuidar a mi familia! Bueno, él está bien (Señala a Peedee), pero este no sabe cuidar de sí mismo (Señala a Ronaldo).

Alcalde Dewey: Estoy seguro de que mañana habrá electricidad. Creo... Puede...

Nanéfua: ¡No nos tomes el pelo! ¡Nos mentiste, y estás mintiendo otra vez!

Alcalde Dewey: Por favor, amables ciudadanos de Beach City... (Le tiran una chapa al ojo y pega un quejido)

(La muchedumbre empieza a abuchearle y a arrojarle sus chapas y barritas luminosas. Ante esto se esconde en su furgoneta. Entonces baja un poco la ventanilla para seguir hablándoles)

Alcalde Dewey: Calmaos un pelín...

Nanéfua: ¡Volcad el camión!

(Harold, Peedee y Fryman empiezan a empujar la furgoneta hasta que consiguen volcarla. La muchedumbre está cada vez más furiosa, e incluso se ve a Cebollo con un bate, amenazante. Steven se sube rápidamente en la furgoneta volcada y empieza a hablar)

Steven: ¡Por favor, escuchad!

(Todos se callan)

Steven: Puede que la electricidad no vuelva esta noche, e incluso puede que no vuelva en un año.

Nanéfua: ¡Qué barbaridad! (La gente empieza a murmurar)

Steven: Pero sé que vais a estar bien porque os conozco a cada uno de vosotros. Sois listos, y fuertes, y hábiles, y os importan más las personas que las cenas de microondas, o los videojuegos, o poder ver a oscuras. Sé que afectará a los negocios y también a vuestras vidas. ¿Pero vamos a fastidiarnos entre nosotros? (La gente empieza a murmurar de nuevo) ¡Claro que no! ¡Nos enfrentaremos juntos y lo superaremos! ¡Porque somos la luz de Beach City!

(La muchedumbre empieza a vitorearlo. En esto, el alcalde sale de la furgoneta y se pone junto a él)

Alcalde Dewey: ¡Oh! ¡Sí, sí! ¡Gracias, Steven! Yo no lo habría dicho mejor.

Nanéfua: ¡Ahora no escurras el bulto, señorito!

Alcalde Dewey: ¡Oh! ¡No, no, no!

Steven: ¡Tranquilos, tranquilos! El alcalde Dewey os dijo alguna mentira, pero era para no preocuparos. Os protegía de la verdad porque él... os quiere.

(La gente parece convencida, así que Steven se va del lugar. La escena cambia a la casa del Templo, y se ve que la chimenea está encendida)


Perla: Ah, Steven, si pudiera concentrar un poco más la hoguera...

Steven: Hum... ¿Queréis hablar, chicas?

Perla: (Sudando) ¿Y por qué íbamos a querer eso?

Amatista: Eh, Steven, aún nos debes una partida.

Granate: Sí, juega con nosotras.

Steven: ¡No! No quiero jugar a las cartas. Quiero que hablemos de Peridoto.

Perla: Ah, sí, eso... ¡Todo en orden!

Steven: ¡No me lo trago! ¡No va bien! Os conozco, sé que no queréis que me asuste, pero decidme la verdad.

(Se hace un corto silencio)

Granate: Peridoto se acerca y no sabemos con qué o con quién viene. Es una gema moderna, con tecnología moderna que es capaz de derrotarnos. Steven, la verdad es que... tenemos miedo.

Steven: Ya hemos tenido miedo antes, ¿no? Ninguno sabemos lo que va a pasar, pero da igual, porque lo solucionaremos. Juntos.

(Las Gemas asienten con la cabeza. Segundos después vuelve la luz a toda la ciudad)

-Fin del episodio-

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar