FANDOM


Sandía Steven/Transcripción Castellana
Temporada 1, Episodio 34
Watermelon Steven Card Tittle HD
Código de producción: 1026-035
Fecha de estreno: 20 de noviembre del 2014 (E.U.A)
9 de marzo del 2015 (L.A)
17 de mayo del 2015 (España)
Créditos
Director: Yong Seop Jeong (animación)
Elle Michalka (arte)
Ian Jones-Quartey (supervisor)
Escrito por: Lamar Abrams
Hellen Jo
Storyboard por: Lamar Abrams
Hellen Jo
Transcripciones
Anterior
"Universo Granate/Transcripción Castellana"
Siguiente
"León 3: Directo a Vídeo/Transcripción Castellana"

Este artículo es una transcripción castellana del episodio "Sandía Steven". Es el trigésimo cuarto episodio de la primera temporada.

Sinopsis

Steven descubre un nuevo poder cuando crea sandías en forma de sí mismo.

Personajes

Personajes principales

Personajes menores

Transcripción

(El episodio comienza con Steven y Greg comiendo sandía sobre unas tumbonas al atardecer. Steven escupe una semilla hacia arriba y esta cae sobre su mejilla, haciendo que parezca una lágrima)

Steven: ¡Mira, papi! ¡Soy Amadeus! (Pone acento alemán) ¡Mi padre no me acepta!

Greg: (Ríe) ¡Pues mira esto! (Le da un bocado a su sandía y escupe dos semillas hacia arriba, cierra los ojos y consigue que le caigan sobre los párpados haciendo que parezca que tiene los ojos abiertos) ¡Tadá!

(Steven ríe)

Greg: ¿A que no lo superas? (Le señala)

Steven: Ya verás. (Se quita la semilla de su mejilla. Después, le da un bocado a su sandía y escupe una semilla a una lata que estaba en equilibrio sobre un cono a unos cuantos metros, acertando de lleno) ¡Je, je! ¡Supéralo!

Greg: Ah, ha sido impresionante, hijo... (Se pone en una posición pensativa) Pero este jueguecito no va de punterías ni distancias.

Steven: ¿Ah, no?

Greg: (De brazos cruzados) No, Steven. ¡El reto va de quién mola más escupiendo! Te haré una demostración.

(Se levanta, le da un bocado a su sandía, la coloca detrás de él y le guiña el ojo a Steven. Entonces se agacha y escupe tres semillas a la sandía que tiene detrás por debajo de las piernas. Su forma hace que las semillas cojan cierto impulso y caigan sobre su mano)

Steven: (Aplaudiendo y ríe) ¡Guau, papá! (Ve que no se mueve y se extraña) Hum... Papá, ¿estás bien?

Greg: (Con la espalda atascada) Ayúdame.

(Steven corre hacia él y lo levanta de golpe, haciéndolo caer de nuevo sobre la tumbona)

Greg: ¡Supéralo!

Steven: ¿Qué? ¿Me estás retando? (Le señala. Después corre hasta la mesa entre las dos tumbonas donde están las sandías y empieza a atiborrarse. Entonces se pone a hablar con la boca llena) ¿De verdad me estás retando? (Sigue comiendo) ¡Escupitornado! (Escupe montones de semillas mientras da vueltas sobre sí mismo y salta sin parar, llenándolo todo de semillas) ¡Mi escupitornado es insuperable!

Greg: (Con la cara llena de semillas de sandía) ¡Caramba, cuántas pepitas!

(Se hace un breve silencio en el que los dos contemplan lo sucio que ha quedado el lugar)

Steven: ¿Papá?

Greg: Felicidades, hijo. Me has dado un palizón... (Coge una sandía y la muerde para darle forma de corona) ¡Yo le corono, majestandía! (Se la coloca a Steven sobre su cabeza)

(Steven esboza una gran sonrisa)

Greg: Mi rey...

(Ambos hacen una reverencia y empiezan a reír descontroladamente. Más tarde, se muestra a Steven dormido sobre la tumbona cubierto de jugo de sandía al amanecer. Una mosca se posa sobre su cara, despertándolo y haciendo que bostece. Entonces mira a su alrededor durante unos segundos y se queda perplejo al ver miles de sandías con su forma)

Steven: (Se incorpora rápidamente) ¡Santas sandías! (Se levanta de la tumbona y examina una de ellas) Esto es... ¡Imposible! ¿Soy yo? ¿Se parecen a mí?

(La escena da un salto al momento en el que Steven ha llamado a las Gemas para que vayan a evaluar la situación)

Perla: Hum...

Granate: Impresionante de verdad.

Perla: Supongo... (Pone una expresión pensativa) Tu madre tenía el poder de darle vida a las plantas para que lucharan por ella.

Amatista: Pero las plantas de Rosa se movían y tal, (Coge un Steven sandía) estos tíos no mueven ni un dedo.

Steven: ¡Amatista, ten cuidado! (Le quita al Steven sandía) Este es sólo un bebé... (Lo levanta ligeramente) Oh, mírale... (Lo observa durante un rato) Qué monada. (Se lo acerca al pecho)

Greg: (Camina extrañado por el lugar y pisa sin querer a una sandía Steven) Esto es muy raro... ¿Qué vamos a hacer con ellos?

Steven: (Se le ocurre una idea) ¡Ah!

(La escena cambia a la entrada de Divertilandia. Steven está montando un puesto de venta con ropa de granjero  para regalar sus sandías Steven. Chiqui Sandi está en el mostrador para atraer a los clientes, pero no está en venta)

Steven: ¡Bien! (Cuelga un cartel sobre Chiqui Sandi en el que pone «Frescas y nuevas sandías Steven» junto a una carita sonriente y un par de estrellitas) ¡Frescas y nuevas sandías Steven! Una mesa guay del Paraguay, ¿Verdad, Chiqui Sandi?

(Aparece el señor Risas por detrás y tose fuerte para que Steven le oiga)

Sr. Risas: Steven, ¿qué pasa aquí? ¿Tienes permiso para montar esto?

Steven: Oh, hum... Señor Risas... Hum... ¡Tome! ¡Pruebe una sandía Steven! (Le da una sandía Steven)

Sr. Risas: Hum, no sé... Tiene una pinta un poco rara, pero... Venga, sí, correré el riesgo. (Ríe mientras se la lleva)

(Sadie se acerca al puesto de Steven)

Steven: ¿Qué hay?

Sadie: ¡Eh, Steven! ¿Qué has montado aquí?

Steven: Es un proyecto propio en el que estoy trabajando.

Sadie: Oh, ¿en serio? (Ríe) ¡Es genial! ¿Cómo has conseguido estas sandías tan monas?

Steven: Se puede decir que todas tienen un poquito de mí.

Sadie: (Ríe) ¡Has nacido para vender, chaval! (Mete la mano en su bolso) ¿A cuánto van?

Steven: ¿A cuánto? Hum... Llévate una y ya está, Sadie.

Sadie: Venga, ¡insisto! Me encanta apoyar al pequeño empresario. (Saca dos billetes y los menea delante de Steven)

(Steven se queda sin saber qué decir. Entonces, inesperadamente, Ronaldo le saca una foto con el móvil)

Ronaldo: ¡Guau! ¿Qué se cuece aquí?

Steven: Hola, Ronaldo.

Ronaldo: Tú ignórame. Estoy blogeando en directo a tus pequeñas y raras sandías... (Ríe y empieza a escribir en el móvil mientras repite lo que escribe muy lentamente) «Alucinad con estos extraños seres sandía en la entrada de Divertilandia...».

Sadie: (Harta de esperar) Steven, no deberías hacer esperar a tus clientes así. Te doy los cinco dólares y cojo una, ¿vale?

Ronaldo: «...son súper friki friki...» (Se detiene) ¡¿Qué?! ¡¿Sólo cuestan cinco dólares?! ¡Eh, gente! (Levanta los brazos) ¡Comprad sandías Steven! ¡Las tiene a precio de risa! ¡Rápido, antes de que se acaben!

(Un grupo de gente con billetes en sus manos se acerca corriendo al puesto de Steven, quien suda un poco por los nervios)

(La escena da un salto en el tiempo al momento en el que Steven está contando los billetes tras vender todas sus sandías)

Steven: Y otro, y otro, y otro, y otro... ¡Mola! ¡Cien billetitos para mí!

(Cebollo sale de debajo del mantel del puesto y se pone delante de Steven, extendiendo su mano como si quisiese algo de Steven)

Steven: Oh... ¡Eh, Cebollo!

(Cebollo sigue haciéndole gestos para que le dé algo)

Steven: Hum... ¿Quieres... mi dinero?

(Cebollo niega con la cabeza y sigue haciendo el gesto)

Steven: Oh, perdón, no te entendía. Ya no me quedan sandías Steven.

(Cebollo señala a Chiqui Sandi)

Steven: Lo siento, Cebollo. La Chiqui Sandi no está a la venta. (Cierra los ojos durante un corto instante y, cuando los abre, ve que Chiqui Sandi y Cebollo han desaparecido) ¡Cebollo! (Echa a correr tras él) ¡Trae aquí mi Chiqui Sandi!

(Chiqui Sandi cobra vida y se libera de los brazos de Cebollo, quien sale corriendo en otra dirección del susto. Entonces corre hacia Steven y le da un abrazo)

Steven: (Abrazándola) ¡Mi Chiqui Sandi! (Lagrimeando) Cosita... yo... ¡pensaba que no volvería a verte...! (La contempla en silencio durante unos instantes y ésta le guiña el ojo) Estás... ¡¿viva?! (Se pone las manos sobre la cabeza) Tampoco debería sorprenderme tanto por ello...

(Hay un silencio breve)

Steven: Jo, tío. Las demás también estarán vivas, ¿no?

(Chiqui Sandi le vuelve a abrazar)

(Steven entra corriendo en Big Donut. Sadie coloca una rosquilla rosa sobre la cabeza de su sandía Steven, pero Steven rápidamente se la quita y le devuelve el dinero, ante su atónita mirada. Más tarde, se le ve hablando con el señor Risas, a quien parecen convencerle sus argumentos, por lo que se saca a su sandía Steven del bolsillo y se la devuelve a Steven. Después se ve a Steven entrando en muchos lugares, rescatando a una sandía Steven de cada uno de ellos)

(Se muestra a Ronaldo grabando un vídeo en directo para su blog en la freiduría de su padre. Hay una sandía Steven tumbada boca arriba al lado del fregadero. Debajo del vídeo pone que tiene cero espectadores, cero visitas y cero seguidores)

Ronaldo: Friki Friki Beach City presenta (Se agacha para buscar algo) Hum, un momentito... Hum... (Saca una espátula y una batidora de mano) En primicia, autopsia oficial a una sandía mutante.

Steven (A su lado, fuera del campo visual de la cámara): ¡Ronaldo, para!

Ronaldo: ¡Steven, fuera de aquí! ¡Me fastidiarás la websclusiva!

Steven: ¡Ronaldo, está viva!

Ronaldo: Por poco tiempo... (Pone una expresión maquiavélica y enciende la batidora)

Steven: ¡No! ¡No lo hagas! (Corre hacia él)

(Ronaldo le da con la espátula en la mano)

Steven: Ay...

(Las sandías que estaban detrás de Steven dan un paso al frente)

Ronaldo (Tartamudeando): ¡Dejadme en paz! ¡Atrás!

(La sandía que estaba tumbada en el fregadero se levanta y lo mira, y entonces todas las sandías le bufan. Acto seguido, lo atrapan y empiezan a darle una paliza)

Ronaldo: ¡No! (Quejidos de dolor)

Steven: ¡No! ¡Ronaldo, iré a buscar ayuda!

Ronaldo: (Mientras le golpean) Steven, ¿la cámara lo está grabando todo?

(Steven reposiciona la cámara para que se centre en Ronaldo)

Ronaldo: (Mientras le golpean) ¡Guay! (Quejidos de dolor)

(La escena cambia a la casa de la playa. Steven entra corriendo y con prisas)

Steven: ¡Perla, Granate, Amatista!

(Perla, Granate y Amatista, las cuales estaban leyendo un periódico, paran al instante y miran a Steven)

Perla, Granate y Amatista: (Al unísono) ¿Qué?

Steven: ¡Mis sandías han cobrado vida y están atacando a la gente!

Perla, Granate y Amatista: (Al unísono) ¡¿Qué?!

(Todos salen afuera para ver lo que ocurre y todas menos Steven pegan un grito de sorpresa al ver a montones de sandías Steven mirándolas fijamente desde la playa)

Amatista: Guau...

Perla: (Mirando de reojo a Steven) ¿Has dicho que atacan a la gente?

(Steven asiente)

Granate: Las plantas de Rosa vivían para luchar.

Perla: No las puede controlar... (Agarra a Steven de los hombros) Steven.

(Las sandías dan un paso al frente)

Perla: Entra en casa.

Steven: Pero...

Perla: ¡Ahora! (Le da un fuerte empujón y consigue meterlo por la puerta. Las sandías Steven le bufan)

Amatista: ¿Pero qué? (Señala a las sandías) ¡Venga, sandiítas!

(Granate, Amatista y Perla dan un salto hasta la playa)

Granate: ¡Gemas, a por ellas! (Tras decir esto, dispara sus puños cohete hacia un grupo de sandías, consiguiendo romper un gran número de ellas)

Steven: ¡Espera, no! (Mira a Chiqui Sandi) Vamos, Chiqui Sandi, ¡hay que parar esto!

(Amatista corre hacia otro grupo de sandías y, usando su habilidad de giro rápido, rompe otro gran número de ellas. Después se ve a Perla rompiendo tres sandías con su lanza en el aire. Acto seguido, aterriza en la arena y dispara una bola de energía con su lanza a un grupo de sandías, rompiéndolas. Más tarde, se ve a Granate partiendo una sandía en el aire de una patada. El resto de sandías empiezan a rodearla)

Granate: (Se pone en posición de defensa) ¡Vamos!

(Tres sandías saltan hacia ella, pero las parte en el aire a base de golpes. Después, un grupo más grande se abalanza sobre ella y consigue apresarla durante unos instantes, pero Granate consigue liberarse con un golpe seco. Sin embargo, otro grupo de la misma magnitud vuelve a abalanzarse sobre ella y consigue inmovilizarla)

Steven: ¡Chicas, porfa! ¡Parad! Estoy guay, ¿veis? (Levanta los brazos y Chiqui Sandi lo imita) ¡No tenéis que luchar más!

Amatista: (Gritando) ¡Ayuda!

(Se ve a Amatista inmovilizada por un puñado de sandías encima de ella y a otras dos cavando un hoyo en la arena)

Amatista: ¡Me quieren plantar en la tierra! (Se lamenta) ¡No!

(Una sandía trae un ramo de flores moradas y blancas)

Amatista: (Lamentándose) ¡Esas flores son preciosas! (Se sigue lamentando)

(Se ve a varias sandías intentando quitarle la lanza a Perla)

Perla: ¡Soltad mi lanza, pequeñas granujas! ¡Acabaré con vosotras!

(Se ve a un grupo de sandías cubriendo por completo a Granate, quien da un puñetazo hacia arriba y consigue quitarse a unas pocas. No obstante, y casi en ese mismo instante, otro grupo se abalanza sobre el mismo lugar donde estaban)

Steven: (Se gira hacia Chiqui Sandi) ¡Esto pinta mal, chiquitina! ¿Cómo vamos a detener esta carnicería?

(Chiqui Sandi le da un puñetazo tan fuerte a Steven que lo tira al suelo. Para enfatizar el momento, se enfoca a su sombrero cayendo lentamente sobre la arena. Entonces, todas las sandías se abalanzan sobre Chiqui Sandi)

Steven: ¡Dejadme pasar, sandidiotas!

(Se abre paso entre las sandías y ve que la han convertido en un pequeño cuenco con trozos de sandía)

Steven: (Triste) Chiqui Sandi... (Empieza a caminar delante de las sandías) Ya lo entiendo, hiciste que las sandías dejaran de luchar contra los demás (Se detiene y coge lo que ha quedado de Chiqui Sandi) volviéndolas contra ti. (Tras un breve silencio, no puede contener su enfado y explosiona) ¡Mirad qué habéis hecho! ¿Creéis que quería esto? ¡Debería daros vergüenza! ¡Ella sabía que era el precio de calmar vuestra ira! Ella entendía lo que es la lealtad... (Mira sus restos)

(La sandía que Steven recuperó de Big Donut, la cual tenía una rosquilla sobre la cabeza, se la quita y se la coloca en el pecho en señal de respeto)

Steven: (Enfadado) ¡Fuera! ¡Pensad en lo que habéis hecho! ¡Y no volváis hasta que no[1] entendáis lo que hizo por mí! ¡Por todos nosotros!

(Las sandías empiezan a marcharse de forma ordenada por el mar. Mientras lo hacen, una gaviota coge una con las patas y se la lleva)

Granate: Suenas como un rey de verdad.

Steven: No necesitan un rey. Ahora son libres como el viento.

(Perla y Amatista ponen su mano sobre los hombros de Steven. Entonces se come un trozo de Chiqui Sandi y las Gemas lo miran asqueadas. En ese momento sale un iris en forma de estrella que se cierra, dando fin al episodio)

- Fin del episodio -

Referencias

  1. La forma correcta sería «Y no volváis hasta que entendáis»

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar